29.9.08



Adicta sin Remedio - Capítulo 2B



Como Rylan había dicho se encontraba en la sala, sentado en el sofá y con un impermeable, una tijera y dos peines junto a él. Hilde suspiró y pasó por al lado.
—Voy a desayunar. Elige una película mientras tanto.
Él sonrió mientras ella desaparecía en la cocina. Ceres alzó la cabeza al oír los pasos de su hija adentrarse en el recinto y sonrió a modo de saludo. Hilde, por su parte, se sentó un tanto desalentada en la mesa.
Luego de depositar un tazón de cereales con leche frente a la joven, Ceres tomó una silla y se sentó frente a ella.
—¿Quieres que hable con Ryl?
Hilde agitó la cabeza.
—Nunca me dejaría en paz. Y después de todo, yo he dado mi palabra —suspiró una vez más—. ¿Dónde tenía yo la cabeza? «Si consigues pasarte todo el día callada, me le declaro a Asuna». Debería haber sabido que no daría resultado.



Comédia-Romance/PG-13




regresar | avanzar <body>