1.10.08



Como Perros y Gatos - Capítulo 4




La joven Myrai puso los ojos como platos al ver a la gente “sospechosa” que la rodeaba: mujeres con ropa atrevida y maquillaje exagerado, hombres que apenas parecían poder sostenerse por sí mismos e incluso desde cierta distancia emanaban un fuerte olor a alcohol. Inconscientemente se aferró al brazo de Shigure con ambas manos y se dejó guiar, sin resistirse, al interior del establecimiento. Estaba demasiado horrorizada como para poder enojarse siquiera por la idea descabellada de Minamoto.



Comédia-Drama-Romance/PG-13



regresar | avanzar <body>