8.12.08



Adicta sin Remedio - Capítulo 6B



—¿No deberías estar en clase, Hilde-chan?

Esa voz... De un salto Hilde se puso de pie, la columna vertebral dolorosamente afectada por el brinco, mientras miraba con ojos ligeramente como platos al muchacho parado en la alameda, un halo de luz provocado por los rayos de sol incidiendo sobre sus hombros, casi como divinizándolo (obviamente, todo eso una visión de la exagerada imaginación de Hilde...).



Comédia-Romance/PG-13



regresar | avanzar <body>