7.5.10



Hitsuzen - Volumen 10
Capítulo 51



Silencio... Así era buena parte de la casa de las Myrai en Suzuko, como un templo sagrado en el que apenas se oía los pasos de los criados. Silencio y soledad... eran los recuerdos más grabados de Otsu-hime cuando pensaba en el lugar donde creció. Sin embargo aquel sosiego no la oprimía. Cuando estaba en casa, a excepción de las veces en que compartía su tiempo con Tomoe-obasan o Carrot-chan, la joven disfrutaba de aquella paz palpable.


Drama-Romance/PG-16



regresar | avanzar <body>